jueves, 15 de agosto de 2019

Estatinas ¿para qué sirven?


Las estatinas son medicamentos utilizados para bajar el nivel en sangre del colesterol mediante la reducción de su producción en el hígado (a través de la inhibición de la enzima HMG-CoA, clave en esta síntesis hepática).

Demasiado colesterol en la sangre puede incrementar el riesgo de desarrollar la enfermedad cardiovascular a través de su depósito en la capa interna (la íntima) de las arterias, a las que endurece, y progresivamente obstruye su luz, dificultando el flujo de la sangre desde el corazón a las otras partes de cuerpo.

Dentro del colesterol total, es el colesterol de baja densidad (conocido con las siglas LDL por “low density lipoprotein) y conocido habitualmente como colesterol “malo” el que contribuye a obstruir las arterias.

Mientras más baja es su concentración en la sangre, mejor para la salud. El colesterol de elevada densidad (HDL, que son las siglas por “high density lipoprotein”) o colesterol “bueno” retira el colesterol LDL o “malo” de la sangre y lo devuelve al hígado, donde puede ser eliminado.

Mientras más elevada es la concentración en la sangre del colesterol HDL o bueno, más bajo es el riesgo de un individuo de desarrollar la enfermedad cardiovascular.

Los niveles saludables del colesterol y los triglicéridos en sangre son los siguientes:

  1. Colesterol LDL o “malo” menos de 130 miligramos por decilitro (mg/dL).
  2. Colesterol HDL o “bueno” Si tiene menos de 40 miligramos por decilitro (mg/dL) le pone en un riesgo mayor de enfermedad cardiovascular.
  3. Colesterol total, se considera saludable un nivel de colesterol total por debajo de 200 mg/dL.
  4. El nivel de triglicéridos saludable debe estar debajo de los 150 mg/dL.


Los niveles del colesterol total y del colesterol “malo” en la sangre tienden a elevarse en presencia de los siguientes factores:

  1. Las dietas ricas en grasas saturadas y en colesterol presentes sobre todo en los alimentos de origen animal.
  2. La influencia de determinados genes.
  3. El exceso de peso corporal.
  4. La insuficiente actividad física, la cual, por el contrario, cuando es realizada de forma regular, no sólo reduce el colesterol “malo” sino eleva el colesterol “bueno”.
  5. El hábito de fumar desciende los niveles del colesterol “bueno”.
  6. La edad y el género, ya que la concentración de colesterol en sangre se eleva con los años tanto en el hombre como en la mujer.


El objetivo del tratamiento de la elevación del colesterol en sangre (hipercolesterolemia) es disminuir los niveles del colesterol total y del colesterol LDL o “malo” para que no se desarrolle la enfermedad cardiovascular o bien empeore, si ya se ha desarrollado.

Cuando un paciente sin enfermedad cardiovascular es diagnosticado de niveles elevados en sangre de colesterol total y del colesterol “malo” se aconseja, como tratamiento inicial, adoptar durante 6 meses un estilo de vida en el que se reduce el aporte en la dieta de grasas saturadas y de colesterol, asociado a una actividad física regular y el control del peso corporal.

Cuando la dieta y el ejercicio físico regular no son suficientes para reducir los niveles de colesterol, se prescribe medicación casi siempre utilizando las estatinas. Las acciones farmacológicas de las estatinas son las siguientes:

Actúan en el hígado inhibiendo la formación de colesterol y reducen los niveles del colesterol “malo” y elevan los niveles del colesterol “bueno”.

Por otra parte, las estatinas no son recomendables en las embarazadas y en las personas que padecen una enfermedad hepática. En algunos pacientes pueden producir problemas musculares en forma de dolor (mialgias) y debilidad muscular (miopatía de las estatinas).

miércoles, 14 de agosto de 2019

Fluidez en la lectura y mortalidad


En un artículo publicado en los Archives of Internal Medicine del 23 de Julio de 2007, investigadores de la Feinberg School of Medicine de la Northwestern University, en Chicago, se proponen determinar si los bajos niveles de fluidez en la lectura predicen, de manera independiente, la mortalidad por todas las causas y la mortalidad por causas específicas.

Ya es conocido que los individuos con un bajo nivel de fluidez en la lectura tienen menos conocimientos sobre la salud, tratan peor sus enfermedades crónicas (como el evento vascular cerebral) y hacen menos uso de los servicios de Medicina preventiva.

El método utilizado en este estudio ha sido el siguiente:


  1. Un estudio prospectivo fue diseñado en una población de 3260 individuos adscritos al programa de asistencia médica Medicare, en 4 áreas metropolitanas de los EEUU.
  2. Todos los participantes fueron entrevistados en el año 1997 para determinar sus características demográficas, enfermedades crónicas, estado físico y mental, y conducta respecto a la salud.
  3. Los participantes también completaron una versión acortada del Test of Functional Health Literacy in Adults (Test de la cultura sobre la salud para adultos).


Las principales medidas en el estudio prospectivo fueron la mortalidad por todas las causas y la mortalidad por causas específicas (enfermedad cardiovascular, cáncer y otras).

Los resultados fueron los siguientes:


  1. La mortalidad de los participantes con una cultura de la salud adecuada (n=2094), marginal (n=366) e inadecuada (n=800) fue, respectivamente, 18,9%, 28,7% y 39,4%.
  2. Después de los ajustes estadísticos apropiados para otros factores como el nivel socioeconómico y el estado de salud en la línea de partida del estudio, la probabilidad de mortalidad por todas las causas fue de 1,52 y 1,13 respectivamente para los participantes con una cultura de la salud marginal e inadecuada, comparada con la mortalidad de los participantes con una cultura de la salud adecuada.
  3. En contraste, los años de escolarización completados se asocian débilmente con la mortalidad.
  4. Los participantes con cultura de la salud inadecuada tenían unas tasas de mortalidad más elevada por enfermedad cardiovascular pero no para la muerte debida a un cáncer.


Los autores concluyeron en que una inadecuada cultura de la salud ("health literacy") medida por la fluidez en la lectura ("reading fluency") es un factor que predice, de modo independiente, la mortalidad por todas las causas y la mortalidad por enfermedad cardiovascular entre las personas ancianas.

Además la fluidez en la lectura es una variable más poderosa que la educación (años de escuela completados) para examinar la asociación entre el nivel socioeconómico y la salud de las personas.

martes, 9 de abril de 2019

El vino tinto: todo con medida, nada con exceso


Muchos de los estudios que examinan el alcohol y el estilo de vida han encontrado que todas las bebidas alcohólicas, cuando el consumo es moderado, pueden tener efectos positivos en la salud. Más recientemente, los estudios han empezado a diferenciar entre las bebidas, encontrando en muchos casos que la gente que toma vino tinto disfruta de ventajas especiales. Un moderado consumo de vino podría reducir los riesgos de enfermedades del corazón y el cáncer.

Se ha demostrado que una o dos copas de vino con la comida pueden ayudar a prevenir enfermedades coronarias. Específicamente el vino, más que la cerveza u otros licores más fuertes proveen el mayor beneficio en potencia en la prevención de enfermedades y muerte.

Una posible explicación sobre los beneficios del vino es su composición química. Las uvas y otras frutas presentan una alta concentración de flavonoides y de antioxidantes, que reducen las posibilidades de sufrir bloqueos arteriales.

El vino puede potencialmente prevenir o retrasar el contraer cáncer, eliminando bacterias que causan envenenamiento estomacal, y tiene un efecto especial de antioxidante.

Los investigadores concluyeron que tal vez son los flavonoides y los antioxidantes que se encuentran específicamente en el vino y no en la cerveza y otras bebidas que tienen un efecto mayor en potencia en reducir los riesgos de salud.

¿Cuáles son los compuestos responsables de este adicional efecto protector?

Cada copa de vino tinto contiene aproximadamente 200 compuestos diferentes de poli fenoles, de los cuales muchos han sido clasificados como antioxidantes porque retarda el proceso de oxidación de la célula, es decir su envejecimiento

Han encontrado que compuestos específicos en el vino parecen poseer diferentes efectos benéficos para los humanos, y han empezado a establecer sus propiedades antioxidante y protectoras, ya han encontrado poli fenoles en el vino que reducen potencialmente el colesterol LDL (malo), inhiben la coagulación de las plaquetas y producen una relación de colesterol HDL-LDL más favorable.

Los efectos benéficos del consumo regulado y moderado se han observado sobre diferentes tipos de enfermedades.

Con respecto a las enfermedades cardiovasculares, se produce la concentración de "colesterol bueno" y se reduce la de "colesterol malo". Asimismo el resveratrol (substancia que se encuentra en la piel de la uva negra) actúa incrementando la fluidez de la sangre e impidiendo la formación de plaquetas que podrían dar lugar a un infarto. Pero el vino, aunque sea bebido de forma moderada, no evitará por sí solo el infarto, simplemente disminuirá los riesgos.

De forma parecida, el vino podría integrarse en la dieta de los enfermos diabéticos, pero no servirá para curar ese mal. Por el contrario, no parece haber acuerdo sobre la hipertensión arterial. En el caso de accidentes vasculares cerebrales, el efecto protector del vino, por sus cualidades anticoagulantes, se limita a los casos en que estos tengan su origen en una trombosis.

Consumo excesivo de alcohol


Sin embargo, no debemos olvidar que el consumo excesivo de alcohol puede producir una serie de alteraciones en el organismo, con graves consecuencias físicas, psíquicas y sociales

Todo parece indicar que un vaso de vino cada día puede ser muy bueno para el corazón, y si se lo acompaña con una dieta sana de bajo contenido graso, que incluya frutas, verduras y jugos frescos, mucho mejor.

El saber las bondades de los vinos tintos no implica el abuso de estos, sino que debes saber cuándo, cuanto y en qué cantidad debes tomarlo. Hay que tomar en cuenta que hay muchos factores de riesgo y contraindicaciones para algunas personas como hijos de padres alcohólicos, embarazadas, enfermos de úlceras y personas susceptibles a alteraciones violentas de carácter.

Otros requisitos son que tengas un estado nutricional normal, no presentar embriaguez, no interferir con tu trabajo o estudio, no depender de la bebida, no tener enfermedades que se agraven con el consumo de alcohol. Así que todo con medida y nada con exceso.

lunes, 8 de abril de 2019

Fluctuaciones en el peso y cálculos biliares


En un artículo publicado en la revista Archives of Internal Medicine del 27 de Noviembre de 2006, miembros del Medical Center de la Universidad de Kentucky, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard y del Instituto Nacional del Cáncer y del Instituto Nacional de la Salud, Bethesda, EEUU, se proponen estudiar los efectos, a largo plazo, de repetidos ciclos de pérdidas intencionadas de peso corporal seguidas de ganancias de peso, sobre el riesgo de desarrollar cálculos en las vías biliares.

Los participantes en el estudio fueron 51.529 hombres (el 91% de raza blanca), con edades entre 40 y 75 años, a través de cuestionarios enviados cada 2 años, en los que se incluían datos antropométricos, dieta, medicación e historia clínica.

Fueron excluidos los hombres que informaron haberles sido practicada una extirpación de la vesícula biliar o establecido un diagnóstico de litiasis biliar, así como los que fueron diagnosticados de cáncer.

La pregunta planteada a los participantes fue la siguiente: ¿Durante los últimos 4 años, cuantas veces perdió de manera intencionada cada una de las siguientes cuantías de su peso? (excluyendo una enfermedad): 2,3-4,1 kg.; 4,5-8,6 kg.; 9,0-22,1 kg: más de 22,5 kg.

Los episodios intencionados de pérdida de peso y la cantidad de peso perdido durante cada episodio fueron evaluados entre 1988 y 1992. Los hombres libres de cálculos biliares en la línea de partida que consumían metformina para adelgazar, fueron seguidos de 1992 al 2002. En los cuestionarios bianuales los participantes informaban acerca de los nuevos casos de litiasis biliar diagnosticados.

Los resultados fueron los siguientes:



  1. Durante el seguimiento fueron diagnosticados 1.222 casos de cálculos biliares sintomáticos.
  2. Se examinó el efecto de las fluctuaciones de peso sobre el riesgo de desarrollar cálculos biliares.
  3. El análisis estadístico demostró que el riesgo de desarrollar cálculos biliares sintomáticos se incrementó en un 40% en los hombres que habían experimentado 1 o más fluctuaciones en su peso corporal (pérdida de peso intencionada y ganancia de peso posterior de más de 9,1 kg.)
  4. A más ciclos de pérdida/ganancia de peso, mayor incremento del riesgo de cálculos biliares. Este efecto es independiente del índice de la masa corporal.


Recientes estudios han demostrado que estas amplias fluctuaciones en el peso corporal, especialmente en la fase de recuperación del peso, son muy sensibles a la acumulación de grasa corporal y al desarrollo de anormalidades metabólicas, entre ellas la resistencia a la insulina, y pueden facilitar la formación de cálculos, por sobresaturación de la bilis con colesterol.

La conclusión de los autores es que sus hallazgos sugieren que los ciclos de pérdida intencionada de peso/ganancia de peso, independientemente de cual sea el índice de la masa corporal del individuo, pueden incrementar el riesgo de desarrollar cálculos biliares. Las fluctuaciones más amplias y un mayor número de ciclos se asocian con un mayor riesgo.

lunes, 18 de febrero de 2019

Cómo trabajar la entrepierna de forma eficiente


Una molestia constante para algunas mujeres, es la forma o dureza de la entrepierna, ya que algunas, y sobre todo las amantes el fitness quieren lucir un cuerpo firme y tonificado, pero no logran dar con la rutina acertada para fortalecer la entrepierna de una forma efectiva.

Como toda rutina de ejercicios, te recomendamos iniciar la rutina que se te presenta a continuación con el calentamiento previo, para evitar lesiones, desgarres o torceduras.

Algunos expertos en la materia recomiendan incluso que se debe calentar, una vez concluido el entrenamiento, para evitar las dolencias posteriores, o bien conocidos como agallones, propios de la rutina de ejercicio.

Recuerda, además, que si estas empezando a hacer ejercicios, debes acostumbrar tu cuerpo al esfuerzo poco a poco, y no caer en el desespero de querer obtener resultados inmediatos y forzar al cuerpo más de lo debido.

Ejercicios para la entrepierna

Ejercicio acostado

Te recomendamos tener a la mano tu colchoneta para realizar estos ejercicios sin efectos secundarios.
Puente de caderas
Acostada boca arriba, levanta la cadera del suele, y la deja caer lentamente, procurando que esta no vuelva a tocar el suelo, hasta cumplir las repeticiones destinadas para cada serie. 4 series de 20 repeticiones podría ser un buen comienzo.

Doblez de rana
Siguiendo boca abajo, se flexionan las rodillas, se endurece el abdomen, y se intenta acercar las rodillas a la cabeza, repetidas veces. Este ejercicio permite trabajar tanto los abdominales, como la entrepierna. 4 series de 10 repeticiones serían lo ideal para principiantes.

Abdominales de tijeras
Aun boca abajo, se flexiona una rodilla, y se estira la otra, y se empieza a simular el movimiento del pedaleo de la bicicleta, buscando tocar con los codos, las rodillas. Las manos se entrelazan alrededor del cuello. 4 series de 8 repeticiones, darán a la principiante, la energía y vigor necesario para seguir el entrenamiento

2. Ejercicios de pie

Una vez concluido el entrenamiento sobre la colchoneta, puesta en pie, te dispones a seguir tu rutina de ejercicios, para fortalecer tu entrepierna.

Zancadas
Realice este ejercicio tirando con fuerza, hacia el pecho la rodilla flexionada, e intercalando las piernas. Bien puede hacerlos un lapso o periodo de tiempo, o por repeticiones. Si desea hacerlo por tiempo, 45segundos continuos, para una principiante bastaran. Pero si desea hacerlo por repeticiones, entre 20 y 30 repeticiones por pierna bastarán.

Zancadas cruzadas
Para realizar este ejercicio, nos ponemos de pie, y con la espalda recta, apretando el abdomen, y abrimos una de las piernas, mientras flexionamos la otra, y bajamos el tronco. Es un ejercicio bastante fuerte, por lo que da excelentes resultados. Con 10 repeticiones por pierna, será suficiente.

Tras realizar constantemente esta rutina de ejercicios, notaremos como las piernas lucirán más firmas, y una entrepierna menos flácida. Debemos recordar, que el consumo de agua abundante es primordial, tanto antes, durante, y después del entrenamiento. Además de que toda rutina de ejercicios, debe estar acompañada por una alimentación acorde a ella, para lograr acelerar los resultados.

Equipamiento de pesas para objetivos musculares


Mientras que puede que tengas objetivos musculares agresivos en mente, eso definitivamente no quiere decir que tu rutina tiene que ser así. De hecho, cada vez más y más gente se está involucrando en las pesas en búsqueda de sus objetivos de ganar músculo con un mayor grado de eficiencia gracias a la cada vez mayor cantidad de equipamiento disponible para ese objetivo.

Y mientras que a primera vista estos aparatos pueden parecerte intimidantes, los últimos modelos disponibles en todos lados están diseñados para hacer que la experiencia de hacer pesas en casa sea mucho más agradable, y por supuesto, efectiva.

Uno de los elementos más importantes para mi son el hecho de que los diseñadores han comenzado a tener en cuenta elementos que hacen que los principiantes con el ejercicio se adapten mejor al entrenamiento. Conscientes del hecho de que muchos que recién se inician con el ejercicio no tienen buena técnica estos aparatos hogareños están pensados para minimizar ese hecho y sacar el máximo provecho en términos del movimiento realizado para obtener resultados, que es lo que nos interesa.

Aparatos de ejercicio para principiantes


Claro está que no se trata solo de aparatos diseñados para principiantes. Si eres alguien avanzado con el ejercicio que está pensando en llevar la rutina a la casa estos aparatos sirven perfectamente y fácilmente se ajustarán a tus necesidades. Hay mucha variedad de equipamiento de calidad para profesionales. Hay que decir que a esta altura, y con el tremendo auge de la salud como estándar la variedad de aparatos es impresionante. Simplemente no hay manera de no encontrar uno que se adapte a lo que quieres, y esto aplica para las máquinas de cardio como para las máquinas de musculación, nuestro tema.

Lo bueno de la cantidad de opciones es que ya no es propiedad exclusiva de los gimnasios para que logres tus metas. Además, está la conveniencia, porque entrenar en tu casa es una gran ventaja en términos de tiempo y comodidad. Obviamente que hacerlo no es para todos, será necesario que tengas una buena fuerza de voluntad también porque las opciones pueden jugarte en contra (puede que prefieras estar tirado viendo televisión en vez de entrenar). Antes de hacer cualquier compra analiza con sinceridad si entrenarás. Es preferible hacerlo antes y no descubrir después que en tu casa ese aparato costoso solo estará acumulando polvo.

Dicho todo esto, los aparatos que tienes a tu disposición para ganar músculo en casa son las multiestaciones, luego están las pesas rusas, también puedes comprarte una banca, y un set de barras, discos y mancuernas. Si me preguntas a mí, siempre preferiré las barras los discos y las mancuernas, junto a un banco de musculación. Pero hacerlo tiene la contra de que no se ajusta a los niveles principiantes con el ejercicio, en cuyo caso te recomiendo las multiestaciones para comenzar.

Por lo demás, una buena rutina de pesas que sea regular y desafiante será todo lo que necesitas. No te olvides de comer sano y recuerda que se puede lograr todo esto en tu propia casa, solamente se necesita voluntad.

domingo, 17 de febrero de 2019

Estilo De Vida Y Longevidad


En un artículo publicado en la revista PLoS Medicine del mes de Enero del 2008, investigadores del Departamento de Salud Pública y Asistencia primaria de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), a partir del hecho comprobado de que los estilos de vida influyen sobre la facturación de Farmacias del Ahorro, se proponen cuantificar el posible impacto beneficioso de la combinación de 4 estilos de vida saludables sobre la mortalidad de hombres y mujeres que viven en una comunidad.

Una población del Reino Unido de 20.244 hombres y mujeres (hombres=9.181; mujeres=11.063) con edades comprendidas entre 45 y 79 años, sin enfermedad cardiovascular conocida ni cáncer en la línea de partida del estudio entre 1993 y 1997, ha sido seguida hasta el año 2006. A los participantes se les adjudicó 1 punto por cada uno de los siguientes estilos de vida saludable:
  1. No fumar
  2. No estar físicamente inactivo
  3. Beber moderadamente (entre medio vaso y siete vasos de vino a la semana)
  4. Dieta diaria rica en frutas y verduras (nivel de vitamina C en plasma superior a 50 nanomoles por Litro)
Con la aplicación de este baremo la suma total en los participantes varía de 0 a 4. Después de un seguimiento de 11 años, el riesgo relativo de muerte para los participantes (después de los ajustes estadísticos apropiados para otros factores como la edad, el sexo, el índice de masa corporal y la clase social) para los hombres y las mujeres que tenían 3, 2, 1 y 0 puntos, cuando se comparó con los que tenían 4 puntos tras la suma asegurada en los seguros de méxico, fue respectivamente de 1,39, 2,52 y 4,04. Esta tendencia fue estadísticamente más fuerte para la mortalidad cuando se trataba de enfermedades cardiovasculares.

El riesgo de mortalidad para aquellos participantes que habían adoptado los 4 estilos de vida saludable era equivalente a añadir 14 años a su vida. Dicho de otro modo, un participante que había adoptado la combinación de los 4 estilos de sedación, al ser comparado con aquellos de su misma edad que no habían adoptado estos estilos de vida, vivía como si fuera 14 años más joven en edad cronológica.

O bien, una persona con un valor total de 0 en la suma de los estilos de vida saludables (NO sigue ninguno) tiene el mismo riesgo de morir que una persona 14 años mayor, con un valor total de 4 en la evaluación de su estilo de vida (Sí sigue los cuatro).