lunes, 8 de abril de 2019

Fluctuaciones en el peso y cálculos biliares


En un artículo publicado en la revista Archives of Internal Medicine del 27 de Noviembre de 2006, miembros del Medical Center de la Universidad de Kentucky, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard y del Instituto Nacional del Cáncer y del Instituto Nacional de la Salud, Bethesda, EEUU, se proponen estudiar los efectos, a largo plazo, de repetidos ciclos de pérdidas intencionadas de peso corporal seguidas de ganancias de peso, sobre el riesgo de desarrollar cálculos en las vías biliares.

Los participantes en el estudio fueron 51.529 hombres (el 91% de raza blanca), con edades entre 40 y 75 años, a través de cuestionarios enviados cada 2 años, en los que se incluían datos antropométricos, dieta, medicación e historia clínica.

Fueron excluidos los hombres que informaron haberles sido practicada una extirpación de la vesícula biliar o establecido un diagnóstico de litiasis biliar, así como los que fueron diagnosticados de cáncer.

La pregunta planteada a los participantes fue la siguiente: ¿Durante los últimos 4 años, cuantas veces perdió de manera intencionada cada una de las siguientes cuantías de su peso? (excluyendo una enfermedad): 2,3-4,1 kg.; 4,5-8,6 kg.; 9,0-22,1 kg: más de 22,5 kg.

Los episodios intencionados de pérdida de peso y la cantidad de peso perdido durante cada episodio fueron evaluados entre 1988 y 1992. Los hombres libres de cálculos biliares en la línea de partida que consumían metformina para adelgazar, fueron seguidos de 1992 al 2002. En los cuestionarios bianuales los participantes informaban acerca de los nuevos casos de litiasis biliar diagnosticados.

Los resultados fueron los siguientes:



  1. Durante el seguimiento fueron diagnosticados 1.222 casos de cálculos biliares sintomáticos.
  2. Se examinó el efecto de las fluctuaciones de peso sobre el riesgo de desarrollar cálculos biliares.
  3. El análisis estadístico demostró que el riesgo de desarrollar cálculos biliares sintomáticos se incrementó en un 40% en los hombres que habían experimentado 1 o más fluctuaciones en su peso corporal (pérdida de peso intencionada y ganancia de peso posterior de más de 9,1 kg.)
  4. A más ciclos de pérdida/ganancia de peso, mayor incremento del riesgo de cálculos biliares. Este efecto es independiente del índice de la masa corporal.


Recientes estudios han demostrado que estas amplias fluctuaciones en el peso corporal, especialmente en la fase de recuperación del peso, son muy sensibles a la acumulación de grasa corporal y al desarrollo de anormalidades metabólicas, entre ellas la resistencia a la insulina, y pueden facilitar la formación de cálculos, por sobresaturación de la bilis con colesterol.

La conclusión de los autores es que sus hallazgos sugieren que los ciclos de pérdida intencionada de peso/ganancia de peso, independientemente de cual sea el índice de la masa corporal del individuo, pueden incrementar el riesgo de desarrollar cálculos biliares. Las fluctuaciones más amplias y un mayor número de ciclos se asocian con un mayor riesgo.